miércoles, 23 de junio de 2010

REFLEXIONES AL TRASLUZ


... qué difícil es hablar del silencio y acallar la palabra...

Cuando ambos se encuentran en una sencilla armonía, es la belleza del silencio hablado, del silencio exterior, con la palabra del alma que habla sin emitir sonido…

Hay encuentros donde el silencio reina porque así se decide desde la perspectiva de provocar espacios callados, hay encuentros donde la palabra halla su supremacía porque nos unimos en celebración... éste fue el del pasado sábado en Santa Olaja de Eslonza, unas simples horas, un breve espacio, marcado por el humano calendario, en el lugar de nacimiento del Padre Moratiel.

Como cada año, nos reunimos, nos encontramos, nos visitamos, nos hallamos en la cuna donde nuestro predecesor despertó a la luz del mundo.

Es difícil describir si éramos muchos o éramos pocos, si los allí presentes éramos los esperados o los que no pudieron estar, poco importa el número, la cantidad, la asistencia se esparcía desde distintos lugares y como incienso que se eleva, estaba nuestra presencia, la presencia de los deseos, diseminación en diversidades de encuentro y una sola realidad, que se unió en una sola comunión, en un solo deseo: recordar a Moratiel.

Quedó en mi, una imagen preciosa y destacada, sutil y frágil, pero reveladora de todo este sentir: el TRASLUZ, ese umbral entre la algarabía exterior y el silencio interior, ese traspasar la palabra para sumergirse en el silencio, esa luz cegadora de afuera para alumbrarnos con la penumbra de nuestros adentros… escribí TRASLUZ intentando retener el instante, acoger la palabra y transmitirla en silencio… ahora algo más relajada del viaje y del momento, transcribo este breve escrito…

... a todos y a todas los presentes y a los que se unieron al evento en la distancia... un abrazo y el deseo de que nunca perdamos ese umbral donde trasluce el encuentro entre el silencio y la palabra...

àngels
Santa Olaja de Eslonza - 12.06.2010

Safe Creative #1006236655181

*

7 luces en el Silencio:

arianna dijo...

Angels amiga mia
Cuanto me hubiera gustado estar allí, aunque creo he vivido ese encuentro y vivo su presencia a través de sus escritos,
me has emocionado con tus palabras, hoy estoy sensible, sabes de que te hablo seguro, en momentos así todo llega de una manera especial
Gracias por poder copiar tus palabras que me sirven en ciertos momentos que necesito de paz y de ese sentir que hoy por ahoy, ahora!!! es mi meta "el silencio"
mejor título "reflexiones al trasluz" no has podido elegir para tu entrada

Escribes poco, pero cómo me llegas amiga
abrazos desde el corazón silencioso

arianna dijo...

Que pena Angels, pensé que podria copiar tu entrada

bueno, veré de copiarlo a mano
otro abrazito

Àngels dijo...

arianna... te lo he mandado por correo-e, espero que lo recibas

gracias siempre por tu presencia tan traslúcida

besos

jorge pell dijo...

no tuve el gusto de conocer al Padre Moratiel, pero puedo sentir a través tuyo su "presencia".
Nunca imaginé que el silencio, el verdadero silencio interior se pudiera describir de tan hermosa forma como aquí.
Me veo en un lugar muy apacible y silencioso junto a todos los que comparen este blog. y comunicándonos en absoluto silencio.
Estoy a miles de kilómetros de ustedes (Argentina) pero me siento como si fueran mis vecinos.

Àngels dijo...

amigo Jorge...
Moratiel dijo en su último escrito "si me buscáis, buscadme en el silencio, allí me encontrarás"

sé que en el silencio muchos nos encontramos, no sabemos nuestros nombres, tampoco nuestros rostros... pero en el silencio el alma nos habla de todas esas otras almas, que junto a nosotros sienten, viven y aman

más que vecino eres también amigo, discípulo del silencio y tu silencio se eleva con el nuestro, en un incienso de dicha y plenitud

un abrazo

àngels

Eli dijo...

Eres ángel por vocación, amiga de luz infinita y no tienes idea del bien que nos hace saberte.

Besos.

JAVIER AKERMAN dijo...

Mi querida Maribel:
¡Que bellas y profundas palabras! Poesía silenciosa que ilumina nuestra mente y acaricia los corazones con la verdad que dimana de ellas.
Un fuerte abrazo y feliz semana... en el silencio del Ser.