domingo, 14 de noviembre de 2010

TRISTEZA


Siempre el sentir es inevitable, lo que nos habita siempre es algo que se nos escapa de la mano, de nuestro control e incluso de nuestra capacidad… el sentir es como la existencia del alma, no se ve, no se comprueba, nunca puede medirse, jamás puede destruirse, ni tampoco ignorarlo… lo que sentimos nos anida, nos imbuye de su esencia, nos eleva o nos hunde según sea su matiz; cuando la alegría nos invade, aunque el día sea gris, acogemos las penumbras como el retorno de recuerdos, el paso del otoño o simplemente la nostalgia de lo habido, si nos invade la tristeza aunque el sol brille en lo alto, la vida es como un bazar de material desechable y es que siempre nuestro sentir nos viste la mirada y el alma nos dibuja el sentir…

La capacidad de respuesta en el ser humano, aun finita y limitada, sabe o puede curar las heridas de ese sentir que altera el color de la mirada; cuando la tristeza oprime nuestros días, cuando ese velo nos opaca el horizonte, huir no nos sirve de nada, esconderla tras actos estudiados, no nos sirve de nada, ignorarlo, no nos sirve de nada porque sigue ahí, encerrada, pugnando por salir… diluirla, admitirla, aceptarla es como abrirle las puertas, cederle su espacio, reconocer su presencia y dejarle libre su camino.

‘la tristeza no es ver que todo pasa’ y es que todo no ha de pasar, la vida sigue estando con nosotros, el amanecer sigue amaneciendo con nosotros, la noche sigue acogiendo nuestros sueños y la lluvia mojándonos el rostro… la tristeza no ha de apartarnos de este amanecer, ni de ese anochecer ni tampoco de esa lluvia si no que hay que mirarla sabiendo que la luz del amanecer morirá al caer la tarde y la lluvia dejará de mojarnos al salir el arcoíris…

Safe Creative #1011147851584

4 luces en el Silencio:

Ernesto. dijo...

Hola Ángels, acertadas palabras:"lo que nos habita siempre es algo que se nos escapa de la mano." "el sentir es como la existencia del alma, no se ve..."

Personalmente hoy me siento identificado con ellas... No necesariamente con el concepto de tristeza, que no es el caso, pero sí con la esencia de estas palabras.

Un abrazo.

Verónica dijo...

leerte ha sido refrescante.

un abrazo
Blue

mirambella dijo...

Me ha encantado lo que has escrito, creo que das en el clavo. En realidad cada cosa que nos pasa, nos marca, hay heridas más visibles que otras, pero no pasa, sigue ahi escondido, formando parte de nuestro ser.

Anthony Yupanqui Lorenzo dijo...

Hola, me encantó esta entrada… :D a ver si le echas una miradita a mi blog: http://anthonyyl.blogspot.com/
Exitos!!!