sábado, 26 de abril de 2008

DE LA NADA


“Todo brota de la nada”
J.F.Moratiel














De la nada brota mi silencio.
De una nada que no existe,
porque en mi sombra
se aloja el deseo y el afán.

Una sombra que me acompaña
Una penumbra de entorno
Una opacidad de mi ser
Una vaguedad en mi caminar

De la nada de mi encuentro
De una nada encubierta,
de superficialidad y de ausencia,
de una nada que no es tal.

Y sin llegar a la nada,
camino sabiéndola existir,
y busco su presencia,
porque ella no existe en mí.
*

2 luces en el Silencio:

Alexandra dijo...

Hoy, en mi oraciòn de Silencio, fue como un "tocar" esa nada...y simultàneamente saber que en eso consistìa toda mi verdad, toda la respuesta, toda mi identidad.
Y NADA màs que eso. Ninguna otra revelaciòn, ninguna emociòn, ninguna señal...ningùn presagio, tan sòlo la certeza que estaba en donde tenìa que estar, y la Verdad lìmpida abriendo el paso, desnuda, tal cual...todo perdido, como despegàndose...las ilusiones vanas, los dolores, las creencias y las "querencias"...todo cayendo a "pìque"...tan sòlo un respirar limpio y sereno, vèrtice... alfa y omega del existir...sosteniendo la Vida, la existencia. Nada màs que ESO. Simplemente SER... y NADA màs

M. Àngels dijo...

Querida Alexandra, solamente desde la nada, desde el vacío podemos hallar, porque si nada hay cualquier insignificancia, cualquier detalle, tan sólo un respiro, una rendija de luz es esplendor que reluce en el vacío.

Besos condiscípula y un abrazo.